La singularidad, la pureza y la transparencia son tres valores fundamentales para Recarlo. Sus joyas son el resultado de una gran creatividad, de una inmensa capacidad artesanal, fruto de habilidades transmitidas de generación en generación, combinada con las técnicas más innovadoras.

Para Recarlo, la luz del amor reside en la forma del corazón, símbolo universal que impregna el en diseño de las joyas y se convierte en elemento identitario del estilo de marca. Todo nace del corazón y a su vez, todo depende de él.

La historia de Recarlo comienza en un pequeño taller de Valenza en 1976 y relata un viaje a través de los valores del esfuerzo, el respeto, la autenticidad y el amor. Valores que se ven reflejados en sus creaciones.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.