longines

Heritage, un homenaje a la historia

Estos modelos se inspiran en la rica historia de la marca. Equipados con un movimiento exclusivo de Longines, recuerdan a sus primeros cronógrafos de muñeca. Estos modelos se encuentran en tres versiones diferentes, en acero o en oro rosa. Sus esferas blancas están adornadas con números negros y el doce en rojo, que combinan con armonía con las manecillas azules. La corona acanalada, en la que se inserta el pulsador, completa la estética tradicional de estos relojes.

Este modelo tiene movimiento mecánico automático con calibre L788, segundero pequeño a las 9 y fecha, segundero central de cronógrafo y contador de 30 minutos a las 3. La correa es de piel de caimán.